‘Mogambo’ (1953)

‘Mogambo’ (1953)

Ciclo Grace Kelly (II)

Pocas veces se cita a ‘Mogambo’ como una de las mejores películas de John Ford. Quizá porque queda sepultada entre el montón de grandes obras que nos regaló este auténtico artesano del cine, la mayoría encuadradas en el western. Creo que es una película a reivindicar y que, para apreciarla, hay que mirar más allá de su exótico escenario y de los clichés tribales. No me parece un film de aventuras, sino un melodrama pasional con un triángulo amoroso perfectamente concebido: el que forman Clark Gable, Ava Gardner y Grace Kelly, siendo esta última quien realiza la mejor interpretación y la más complicada.

Dicen que fue el propio John Ford quien posibilitó que Grace Kelly entrara a formar parte del reparto de ‘Mogambo’. La actriz ya había tenido problemas para convencer a los productores de que sería la esposa ideal para Gary Cooper en ‘Solo ante el peligro’, donde en ocasiones era devorada por la fogosa Katy Jurado. Así que la Metro-Goldwyn-Mayer barajaba otros nombres para su nuevo proyecto, nombres que debían estar a la altura de Ava Gardner y Clark Gable, como Lana Turner, Gene Tierney o Deborah Kerr. Pero a Ford le había gustado aquella rubita de ojos azules. Creía que tenía clase y talento. O a lo mejor le cayó simpática porque tenía apellido irlandés. El caso es que presionó para quedársela y lo consiguió.

El papel de Kelly en ‘Mogambo’ era peligroso. Su personaje, Linda Nordley, era la apocada esposa de un antropólogo británico que había contratado un safari por el corazón de África (en la incestuosa versión española era su hermana). Eso, en principio; porque, al llegar a la selva, Linda se enamora del jefe de la expedición y empieza a sospechar que no podrá mantener la fidelidad a su marido.

La misión de Grace era mostrar los remordimientos de su personaje y, a la vez, insinuar el fuego latente que escondía su cuerpo de mujer florero, la pasión que luchaba por salir al exterior cada vez con mayor intensidad. El riesgo era convertirse en una moneda de dos caras, es decir, que la transición fuera demasiado abrupta, demasiado artificial, o que ella misma fuera derrotada por la arrolladora personalidad de Ava. Pero, la hubiera escogido por eso o no, Ford tenía razón: Grace tenía clase y talento. Cumplió con creces y se ganó a pulso la nominación al Oscar, así como el Globo de Oro a la mejor actriz de reparto.

'Mogambo' (1953)

Una nueva presa

Nada más llegar a su destino, tras un agotador viaje por un río revuelto, el marido de Linda cae enfermo y ella se desvive por cuidarlo, hasta el punto de enfrentarse con el cazador Victor Marswell (Gable), que no parece preocupado. Pero el paciente mejora enseguida y Linda aprovecha la ocasión para salir a dar un paseo. Bajo un cielo cada vez más negro, la joven se pierde intentando encontrar el camino de vuelta y está a punto de convertirse en la cena de una pantera negra, pero Victor aparece de entre los árboles para salvarla y, de paso, metérsela en el bolsillo.

La experiencia ha acelerado el pulso de Linda, enrojeciendo sus mejillas. Regresan a casa. Y cuando Linda está a punto de entrar en su habitación, Victor la asalta por detrás; ella le acaricia el brazo, él le quita con violencia el pañuelo de la cabeza y se lo pone alrededor del cuello. Durante unos segundos sólo vemos el rostro agitado de Linda, con la lujuria asomándole por los ojos y la boca; pero consigue domar sus instintos, darse la vuelta y dejar a Victor con la miel en los labios. También hay algo de odio en la mirada de Grace porque sabe que le ocurrirá como a la pantera, que será otra de las exóticas capturas del cazador y no podrá resistirse. Tarde o temprano será suya.

Sin embargo, faltaba la mecha que prendiera a Linda. Y esa no es otra que Honey Bear Kelly (Ava). Es evidente que ha tenido una –o varias– aventuras con Victor, lo conoce muy bien y por eso le sorprende que se haya fijado en una remilgada urbanita cuando la podría tener a ella, una fiera sin complejos. Honey Bear cancela su repentina marcha y se queda para ver cómo flirtea Victor con Linda y cómo resiste Linda el envite. Al principio el espectáculo le divierte: la recién llegada es tan frágil, tan ingenua, que no le duraría tres asaltos. Pero cuando Linda se libera de sus cadenas matrimoniales y se entrega al cazador, Honey Bear encaja un golpe muy duro. Intentará atacarla con cinismo, pero su oponente responderá con altivez; hará ver que se preocupa por ella, pero Linda ya es presa de los celos, ha traspasado sus propios límites y se ha desbocado definitivamente.

Estrenada en España el 14 de octubre de 1954 –justo un año después de su debut en Estados Unidos– ‘Mogambo’ sigue siendo una película súper entretenida que, además, como suele ser habitual en los films de Ford, está barnizada con una fina capa de sarcasmo. Basta con escuchar las puyas que Ava le lanza a su nueva rival o al propio Gable, entre ellas el glorioso comentario sobre los preciosos calcetines del cazador.

CALIFICACIÓN
5 estrellas

Ficha técnica (+)

Título original: ‘Mogambo’. Dirección: John Ford. Guión: John Lee Mahin, a partir de una obra de Wilson Collison. Reparto: Clark Gable, Ava Gardner, Grace Kelly, Donald Sinden, Philip Stainton, Eric Pohlmann, Laurence Naismith, Denis O’Dea. Duración: 115 minutos. País: Estados Unidos.

Otras críticas

«Es correcta la dirección que hace un experimentado Ford, la selección de actores es punto fuerte, todos cumplen a cabalidad con su papel, y el resultado es una película disfrutable y recomendable» (‘Cinestonia’). (+)

«Uno de los films menores de su director, cuya notoriedad entre nosotros vino de la mano de la chapucera manipulación que la censura franquista inflingió a la historia…» (‘Fotogramas’). (+)

Este artículo tiene 1 comentario
  1. Rafa at

    Bienvenidos a disfrutar, en lo que a mí respecta, de una de las mejores historias africanas hechas en el cine. Superando a mi otra preferida, ‘Las minas del rey Salomón’.

    Esta película de John Ford casi no parece de él, porque es una ‘rara avis’ dentro de su filmografía, pero ello no supone merma alguna en la calidad de la obra realizada.

    La censura española realizó más a favor de esta película que cualquier campaña publicitaria, ya que para esconder el romance de la mujer casada (Grace Kelly), hicieron pasar a su marido por hermano. En fin, lo que no pasa desapercibido para nadie es la colosal presencia de Ava Gardner, posiblemente su trabajo más completo en la pantalla junto al de ‘Forajidos’ de Robert Siodmak.

    La historia evoluciona sin fisuras, con unos diálogos con doble intención muy bien hechos, grandes actuaciones de los protagonistas, y África que lo envuelve todo y que se convierte el mejor escenario posible donde desarrollar esta historia llena de pasiones igual de intensas que la magnificiencia del lugar donde se desarrolla la acción.

    Recomiendo esta película, una historia que nos cautivará desde el primer momento, y hará que su visionado transcurra sin darnos cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *